sábado, 18 de agosto de 2012

A Thousand Words ... Que paso con Murphy?




Jack McCall (Ediie Murphy) es un agente literario que logra conseguir buenos contratos a base de su facilidad de palabra, la cual siempre es una mentira. Cuando la oportunidad de su vida aparece frente a sus ojos, con el nuevo libro del Dr. Sinja, un hombre que se dedica a la paz interior. Jack tratara de comprar un supuesto libro que el Doctor ha escrito pero mientras intenta conseguirlo es lastimado por un árbol. Al anochecer en el patio trasero de su casa aparece por arte de magia el mismo árbol pero ahora con un encantamiento por cada palabra que Jack diga una hoja cae, cuando todas caen tanto el como el árbol mueren. Jack tendrá que aprender a comunicarse y a encontrarse consigo mismo para poder romper el encantamiento.


La historia es increíblemente simple, un hombre que tuvo tanto resentimiento en su infancia que crea una especie de escudo repitiendo la historia con su familia, perdiendo todo lo que hasta ahora parecía una vida formidable, tomando como lección que perdonar y olvidar es lo mejor para poder llegar a ser una persona mucho mejor. El guion que es increíblemente simple logra sacarnos pocas risas y aburrirnos durante mas de la mitad del filme esto gracias a la mala dirección y mescla de chistes que no funcionan en casi toda las ocasiones. A Thousand Words es una película que nos promete una comedia en la que Eddie Murphy regresara a ser el gran comediante que era en cambio nos entrega un cinta bastante mala en donde podemos ver a nuestro actor caer lentamente.


Ediie Murphy nos ha logrado sacar risas en mas de una ocasión pero en los últimos años este gran comediante ha ido por el camino que muchos como el han preferido, no salir de su área de confort. Murphy repite a muchos de sus personajes en esta cinta y se siente forzado esos momentos en los que debe ser gracioso provocando la sensación de que no esta a gusto con lo que hace. En esta misma línea se encuentran el resto de los personajes secundarios con los que no te identifican ni se vuelven graciosos si no solo el complemento de una historia que pudo reducirse a una lección sencilla.



A Thousand Words es una de esas cintas que nos muestra los mejores y únicos momentos en donde nos reiremos en su trailer, prometiéndonos así una comedia que nos hará reír durante casi dos horas y realmente nos da una comedia floja que no supo explotar más que el nombre de su protagonista

1/10

No hay comentarios: