lunes, 20 de diciembre de 2010

Mr. Monkey observa como Nicole Kidman actúa su mejor papel en Rabbit Hole



¿Cómo seguir viviendo cuando tu hijo muere en un accidente? ¿Cómo reconstruyes tu vida? Esto es lo que el director John Cameron Mitchell expone es esta fantástica película independiente protagonizada por Nicole Kidman, Aaron Eckhart y Diane Weist.

Cuando supe que el creador de Hedwig & The Angry Inch regresaba a la silla de director después de la controvertida Short Bus, sabía que tenía que prestar atención pues el estilo simplista de retratar la realidad como lo hace Mitchell es lo que lo ha puesto en el ojo de muchas personas y aquí no se queda corto. Rabbit Hole tiene una fotografía artística pero logra adentrarnos al mundo de esta familia que ha perdido a su pequeño hijo de 4 años tras ser atropellado. 


Estos personajes buscan estar en paz, sobrevivir ante la tragedia que poco a poco destruye su matrimonio, pero aunque tratan los métodos que la sociedad dicta que deben utilizar, ellos se hartan y buscan su propia terapia aunque sea el confrontar o conocer al joven responsable de la muerte de su hijo.

Después de 20+ años de carrera Nicole Kidman nos entrega una poderosa actuación la cual no le habíamos visto nunca. Para mí, sus tres mejores papeles han sido en To Die For, Moulin Rouge y Los Otros pero aquí toca una fibra que demuestra su estado no como celebridad sino como una excelente actriz.


En Rabbit Hole no hay un momento bonito, no hay felicidad al final del túnel, solo queda seguir viviendo esperando que la herida sane lentamente con el tiempo, pero nuestros personajes aprenden que la única forma de sanar es estando juntos y Mitchell siendo un fiel creyente de que el ser humano no nació para vivir solo, logra entregar el mensaje en grandes brochazos actorales no solo por parte de su actriz principal sino con dramáticas escenas con Aaron Eckhart quien nos muestra a un esposo que sufre de una forma mas sentimental, más a flor de piel y Diane Weist como la madre de Nicole Kidman quien tambien sufrió la muerte de uno de sus hijos mostrandonos que no importa si muere de 4 años o de 40, perder un hijo es un golpe al corazón de una madre que jamás se cierra.

Rabbit Hole es un tour de force actoral que la coloca como una de las mejores películas del año por mucho, que pone a John Cameron Mitchell como uno de los directores a los que debemos seguir observando pues estoy seguro que seguirá dando de que hablar por el resto de su carrera y lleva a Nicole Kidman de camino al Oscar con muy poca competencia.

10/10

I'm Out!!!!!

1 comentario:

Nathaniel dijo...

Ok ok solo puedo decir no puedo esperar a ver esta pelicula muero por que se estrene primero que nada por que sale Nicole Kidman y despues por que se que ganara jajajaj no maa