domingo, 12 de septiembre de 2010

Pasión en el Cairo: una película de amor para adultos, no una comedia romántica

Antes que nada, ofrezco disculpas por haber interpretado el trailer de manera errónea. Esta película no es una comedia romántica, si no una drama bastante inteligente. Dirigida y escrita por Ruba Nadda (una de las pocas mujeres que ocupan la posición de directora en esta industria), esta cinta nos cuenta la historia de Juliette, una escritora que viaja a el Cairo para visitar a su esposo Mark que trabaja para la ONU. Sin embargo cuando llega al aeropuerto es recibida por Tareq, un amigo de Mark y policía egipcio retirado, quien le informa que su esposo ha sido retenido en Gaza. Tareq ofrece ser su guía y juntos recorren los maravillosos lugares de esta ciudad. Sin advertirlo, de pronto se encuentran atraídos el uno por el otro mientras Juliette se reencuentra a sí misma.
Esta producción nos muestra un panorama actual de la ciudad de el Cairo y sus problemáticas actuales, como el exceso de tráfico y los paradigmas sociales que hacen muy difícil que una mujer del occidente camine sola por la calle. Las excelentes actuaciones de Patricia Clarkson y Alexander Siddiq (para quien fue escrito el papel de Tareq) nos presenta el dilema de dos personas que quisieran estar juntas, pero no deben.
Lo "malo" de esta película es que nos presenta los mismos problemas que la mayor parte de las cintas canadienses: a pesar de tener una historia buena y diferente, un elenco no tan famoso pero sumamente respetable y un presupuesto modesto pero suficiente; le falto algo para ser una película excelente. Tal vez fue la lentitud con la cual se desarrolló la historia, o le faltó un poco de desarrollo a los personajes, pero parece ser que los canadienses casi siempre están unos pasos atrás de sus herman@s del sur.Lo mejor de esta cinta, sin lugar a duda, es la fotografía. Luc Montpellier nos presenta una película visualmente hermosa, en especial la escena donde Juliette entra a la mezquita. Creo que es refrescante ver una película que nos presenta una historia de amor para adultos, ya que la mayoría tratan de adolescentes que dicen encontrar a su amor verdadero a los diecisiete (lo cual crea unos paradigmas sociales bastante fuertes que estoy segura deben ser la causa de uno que otro suicidio, aunque no digo que algunas personas sí encuentren a su otra mitad a tan temprana edad).Además de contarnos una historia diferente donde no se nos presenta un final cliché, esta cinta debería ser usada para promocionar el turimo de Egipto. Si quieren ver una película diferente a lo cotidiano, l@s invito a que vean esta película ganadora del premio a la mejor película canadiense del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) 2009, que en mi humilde opinión (debido a que me trajo muchos recuerdos y aplaudo a la directora por la cantidad de cosas que tuvo que hacer para grabar en las locaciones reales) merece:

9/10