viernes, 7 de agosto de 2009

La Decisión Más Difícil/ My Sister's Keeper


“No me importa que esta enfermedad me mate. Pero está matando a mi familia.”

Hace unas semanas, cuando la cartelera estaba dominada por la Era del Hielo 3, y Potter, me decidí por ver una película de la cual poco había escuchado, y ni siquiera recordaba el trailer, pero que dirigía Nick Cassavetes, el mismo director de The Notebook (Diario de una Pasión) la cual es una de mis películas –y libro también- de amor favoritas. Así que sólo por eso le di una oportunidad.

La trama puede resultar “moralmente” complicada, por así decirlo. Pues la historia gira alrededor de Anna (Abigail Breslin) una niña concebida especialmente para ser genéticamente compatible con su hermana Kate, quien sufre de leucemia. Desde su más tierna infancia Anna ha tenido que pasar – y sufrir- múltiples cirugías, transfusiones, vacunas etc.. para preservar la vida de Kate. Anna ya no soporta más la situación, y antes de que sea obligada a donarle un riñón a su hermana, busca la ayuda de un abogado (Alec Baldwin) para conseguir emanciparse médicamente de sus padres, y ser ella quien tenga el control de su cuerpo.


Sara ( Cameron Díaz) su madre, no entiende el por qué ella quiera tomar dicha decisión, cuando cualquiera estaría dispuesto a dar todo por salvar la vida de un hermano, y como madre de ambas se ve envuelta en un gran conflicto donde se ve inclinada a tomar partido por Kate, no importándole los deseos del resto de su familia.

Personalmente la película me llegó a lo más profundo, puesto que hace casi 3 años me diagnosticaron un tumor posiblemente canceroso, el cual no podían saber si era benigno o maligno hasta extirparlo. Situación que desde el primer momento cambio totalmente la dinámica de mi familia, convirtiéndome en el centro de su universo. Por eso mismo logré entender las tres posturas: La de la madre que haría hasta lo imposible por conservar la vida de su hija, la de la hija sana que no sabe cómo ayudar a su hermana, y la de la chica enferma con sus temores y sus deseos.


Lo bueno:
Ver a Cameron Díaz en un rol totalmente diferente a lo acostumbrado- Aunque aún no funciona perfectamente como mamá.
Sofía Vassilieva como Kate demuestra que puede tener un futuro prometedor.
Abigail Breslin poco a poco gana más terreno en papeles serios.

Lo más o menos:
Mucho se criticó a Dakota Fanning y a su hermana, quienes originalmente iban a ser las protagonistas de este proyecto, pero que al final renunciaron, porque Dakota se negó a raparse el cabello. Ver a las hermanitas Fanning actuando juntas hubiera sido muy bueno, pero al renunciar le dio la oportunidad de lucirse a Sofía Vassilieva.

Lo malo:
Alec Baldwin porque mantiene casi el mismo look que en 30 Rock, y es casi imposible sacarte de la mente que no estás viendo al mismo personaje.
A algunos puede parecerles un capítulo de Mujer casos de la vida real, puesto que al cambiar la trama del libro se dejan muchos cabos sueltos, y por momentos la historia se vuelve pesada.




EXTRA:
Como regalito, si desean leer el libro- que es maravilloso y lacrimógeno pueden descargarlo de AQUÍ

Esta película es un MUST para todos aquellos que disfrutaron: